martes, 29 de noviembre de 2011

Amor neurótico

Por qué no hablar del amor entre tanto hastío en las baldosas y relámpagos en las miradas. Por qué no alejarlo de eufemismos, de vergüenzas y fortalezas muertas. Por qué no llamarlo sin más. Mirarlo de cerca sin pudor. por qué sí a la violencia, sí a la palabra quebrada, al insulto y el machete. Por qué eso sí.
Porque deliramos, nos intoxicamos placenteramente y pedimos más con los puños apretados. Más muertes atómicas, más tinieblas en la noche. Menos juegos, más mentira. Porque hay que aplastarlo. Al amor hay que aplastarlo.

4 comentarios:

David C. dijo...

Cierto en vez de hablar de amor, se la pasan hablando de mentiras. Triste realidad del mundo.

Spiralh dijo...

Gracias David por leerme y opinar. Sí triste mundo en el que hay que inventar la alegría!

Erato dijo...

Al amor, por mucho que se lo propongan no podrá aplastarlo nadie.Lo auténtico, lo que es de verdad permanece incluso en la peor de las tormentas.

Spiralh dijo...

Ojalá Maite, aunque al mirar afuera sólo se encuentre hostilidad.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...