martes, 15 de mayo de 2012

M de Motivos



Mis 15 Motivos para salir a la calle, que también pueden ser los tuyos:

1. Porque la actividad es siempre mejor que la pasividad y salir a reivindicar justicia implica un proceso de observación de la realidad, toma de conciencia, energía para cambiar las cosas y fe en conseguirlo. Valores nada despreciables en esta sociedad dormida. Salir es moverse, pensar por uno mismo y unirse, más allá del borreguismo.

2. Porque no queremos tener miedo: ni a la represión policial de un movimiento pacífico, ni a las amenazas de las consecuencias de la crisis, ni a perder el trabajo o no encontrarlo, ni al poderoso que manipula y oprime.

3.Porque rechazo la mentira del futuro que se le prometió a mi generación: la más preparada de España y la más abandonada. ¿dónde están las oportunidades, el trabajo, el sueldo y las condiciones dignas y la vivienda? ¿Qué fue de nuestros derechos?

4. Porque invertí mi tiempo, esfuerzo y dinero en formarme, estudiar idiomas, salir al extranjero, trabajar sin cobrar y todos cuántos requisitos pedían para un puesto de trabajo y a mis 31 años, el sistema me hace creer que si no tengo empleo es porque no valgo o no hago lo suficiente. Roban mi dinero y me anulan y convierten en monigote para hacer conmigo lo que quieran. Eso, ya se terminó.

5. Porque creo en los niños y en una educación transformadora de la sociedad que hace crecer en valores y construye un mundo mejor. Lo creo desde lo más profundo y éste no es el camino.

6. Por solidaridad. porque si uno puede pensar que está puteado, sobran números para contar quién está mucho peor: cerca, lejos y más allá. ¿Recortes en cooperación? Qué se mueran los pobres. ¡¡¡Pues no!!!

7. Por el ejemplo, de jóvenes que creen en un cambio sin violencia y lo expresan en discursos y demuestran en las calles. No responder con violencia a la violencia invisible y sutil que sufrimos es de ser unos campeones. Que hay focos de violentos? ¿Quién pega a quién? Son respuestas puntuales que en absoluto definen este activismo y que sólo desvían la atención. Millones de personas bailan y vitorean justicia, frente a un ínfimo número de exaltados que habría que analizar.

8. Por el pasado en el que tantos y tantas valientes lucharon por conseguir derechos que se han mantenido hasta hoy (de momento): el voto de la mujer, derechos laborales, etc, etc. Los que se movieron por una transformación merecen tampoco nosotros nos callemos.

9. Por el futuro de los que vienen. Porque si alguna vez tengo un hijo, haré lo imposible por acompañarlo en su crecimiento hacia una persona con valores y ofrecerle una sociedad en la que desarrollarse con todos sus derechos básicos garantizados.

10. Por el género humano capaz de las más abominables atrocidades y los actos más maravillosos. Nos sobra perversidad, tortura, guerra y agonía; tanto como nos sobra humanidad, solidaridad, empatía, generosidad, cariño. Hagamos de una vez por todas una apuesta por lo último.

11. Por los extranjeros. Porque no tolero que ningún amigo/a marroquí, rumano o polaco deje de ser atendido en un hospital por venir de lejos. ¿Y los europeos? Esos no son inmigrantes.

12. Porque soy mujer y protesto. Me revelo ante toda decisión que si perjudica al resto a nosotras siempre mucho más. Porque exijo igualdad de oportunidades, de tratamiento y de derechos que los hombres. Porque yo soy quién decido y nadie me impone con su ley qué hago con mi vida.

13. Porque mi dinero no es para financiar armas, ni especular, ni para que los bancos me cobren si decido sacarlo y estrujen mis míseros euros para su riqueza.

14. Porque la política no es esto. Dos partidos eternamente enfrentados: estúpidos, absurdos y canallas. Cerrados y cegados por el ansia de poder, incapaz de formentar el pluralismo de voces o de unirse para buscar soluciones porque lo importante son las personas. Esta no es la política que quiero, ni los partidos, ni las maneras.

15. Por mí misma, porque si me respeto, respeto y quiero que los demás se respeten, no podemos quedarnos quietos. ¿Es esto lo que merecemos?

Creo que no es necesario dar más motivos. Aunque los haya.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Sandra. Soy Miguel, de la Delegación de Madrid. que cosas tiene la vida, por azar, he ido a parar a tu blog.
Un abrazo

Sandra Cámara dijo...

Hola Miguel! me alegro de saber de ti! y sí que es casualidad. Sé muy bienvenido!!

Un abrazo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...